mayo 31, 2010

Cuando las personas nos parecen tan complicadas: Síndrome de Asperger

Me resulta muy curioso ver que algunas personas juzgan como “loca” a otra tan sólo porque presenta algún comportamiento que para ellos no es normal o que puede ser considerado como anormal por la sociedad en donde el individuo que aprende a juzgar se desarrolla. Pero lo que me resulta más curioso aún es que estas personas juzguen sin conocer bien la situación, que no investiguen realmente y realicen un comentario ofensivo a la ligera. O que sabiendo la condición del sujeto que está recibiendo la ofensa de su parte, el individuo ofensor permanezca en su línea de pensamiento.

En las generaciones actuales ya se notan más signos de que una cierta tolerancia social se va desarrollando, sin embargo hay sujetos que ralentizan este proceso y que ayudan a crear los estigmas sociales a los cuales desafortunadamente estamos acostumbrados. Hay que entender que muchas personas no presentan comportamientos, que socialmente podrían juzgarse inusuales, porque así lo desean, sino porque muchas veces tienen una condición que les hace comportarse de esa manera específica. Estos individuos que juzgan sin razonar ampliamente deben saber y entender, sobre todo, que no todas las personas somos iguales.

El término "Síndrome de Asperger" fue utilizado por primera vez por Lorna Wing en 1981 en un periódico médico, bautizándolo en honor a Hans Asperger, un psiquiatra y pediatra austríaco cuyo trabajo no fue reconocido internacionalmente hasta la década de 1990. Fue reconocido por primera vez en el Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales en su cuarta edición en 1994 (DSM-IV). A mi me gusta llamarlo "Aspi".

Muy probablemente usted ha convivido o convive o al menos ha apreciado de lejos a algún individuo que se aísla de las demás personas, que suele realizar actividades que no son del tipo grupal. Esta persona por lo general no se comunica verbalmente con los demás, ya que posiblemente en ese lugar ya se han formado subgrupos sociales pequeños o grandes, donde esta persona no logra encajar. O incluso puede ser que esa persona haya sido usted.

Muchas veces simplemente se puede deber a un retraimiento social, porque la persona ha sido influida por fobias que han ido creciendo o al menos han permanecido conforme a su desarrollo. Esto simplemente se arregla con buscar la presencia de las demás personas, eso sí, haciendo un gran esfuerzo por vencer esas fobias sociales derivadas del posible aislamiento o los abusos que este individuo pudo haber presentado. Pero otras veces lo que estamos presenciando o viviendo va más allá del simple retraimiento y es cuando podemos encontrar como principal factor al Síndrome de Asperger (SA).

Usaré el término “síndrome” para referirme a esta y a muchas otras características que presenta un individuo y que es llamado de esa forma por la comunidad médica. Tan sólo lo haré por convención ya que dicho término no me parece del todo correcto.

Que no les asuste el término “síndrome”, pues básicamente todos los humanos tenemos indicios de uno o más de ellos, y como comentó “el …cirilo” en la entrada de La locura del genio: escritores de Ciencia Ficción: "cordura" es un termino inventado por unos animales que nunca han parecido ostentarla. (Nota posterior: el comentario citado ha sido eliminado por equivocación)

La Federación de Asperger de España dice esto sobre el SA

“El síndrome de Asperger es un trastorno severo del desarrollo, que conlleva una alteración neurobiológicamente determinada en el procesamiento de la información. La persona que lo presenta tiene un aspecto e inteligencia normal o incluso superior a la media, presenta un estilo cognitivo particular y frecuentemente, habilidades especiales en áreas restringidas.”

“El síndrome de Asperger se manifiesta de diferente forma en cada individuo pero todos tienen en común las dificultades para la interacción social, especialmente con personas de su misma edad, alteraciones de los patrones de comunicación no-verbal, intereses restringidos , inflexibilidad cognitiva y comportamental,  dificultades para la abstracción de conceptos, coherencia central débil en beneficio del procesamiento de los detalles, interpretación literal del lenguaje, dificultades en las funciones ejecutivas y de planificación, la interpretación de los sentimientos y emociones ajenos y propios.“

Una cosa común de los individuos que presentan SA es su interés en áreas que a las demás personas pueden parecerles inusuales, como la paleoantropología, la filatelia, la aeronáutica, historia de los instrumentos musicales, las perillas para puertas… generalmente áreas de interés que no requieren una interacción física con las personas. Y comúnmente estas personas se suelen desarrollar ampliamente en estos campos de estudio, ya que profundizan más que las personas que se considera a sí mismas “normales”.

Es importante notar, sin embargo, que debido a que es un trastorno con severidad variable, algunos individuos se aproximan a un nivel de “normalidad” en sus habilidades de comprensión e interpretación de las señales no verbales. Encuentran particularmente abrumador el contacto ocular y por lo tanto con frecuencia lo evitan. Esta falta de contacto ocular puede llevar a mayores dificultades para interpretar emociones ajenas o en la forma como lo interpretan los demás.

Por lo general se suele pensar que las personas afectadas por síntomas autísticos son superdotadas. Sin embargo, y como sucede en el síndrome de Asperger, lo que ocurre es que el cerebro afectado se concentra intensamente en temas específicos, lo cual puede ser interpretado como una cualidad especial. De hecho, esta impresión errónea acerca de la capacidad intelectual ha sido probada en estudios epidemiológicos recientes que demuestran que los individuos con síndrome de Asperger no se diferencian del resto en lo que respecta su cociente intelectual (IQ o CI). 

Muchos adultos diagnosticados con Síndrome de Asperger sostienen que estos no son de hecho enfermedades, desórdenes o síndromes en sí, sino simplemente una forma de ser. Este punto de vista está respaldado por el hecho de que las personas con Asperger tienen una expectativa de vida igual al de las personas neurotípicas (es decir de los que hay una mayor cantidad de individuos, los "normales"), porque estas condiciones proveen al individuo con ventajas y desventajas, y también porque los psicólogos han tenido serias dificultades en descifrar las causas, modelos y tratamientos para estas supuestas enfermedades. Sin embargo estos datos también se dan en otras muchas enfermedades que no se cuestionan como tales. Aquí podemos abogar por la neurodiversidad, es decir, no todos somos iguales neurológicamente.

Y el Asperger, ¿a qué se debe?

Desde la primera descripción del síndrome, Hans Asperger notó la semejanza que existía entre los niños afectados y sus padres. Desde entonces se ha reconocido el carácter genético de la condición, aunque se desconocen en gran medida los mecanismos básicos.

Existe un componente genético con uno de los padres; con cierta frecuencia es el padre el que presenta un cuadro completo de Síndrome de Asperger. En ocasiones hay una clara historia de Autismo en parientes próximos.

Aunque en estudios recientes publicados en la revista Scientific American se halló el origen a nivel neuronal del Autismo y del Asperger. En estudios realizados por la University of California, se encontró una relación entre el Autismo y las neuronas espejo. La función de estas células es permitir la comprensión y asimilación de las emociones y reacciones ajenas. Para establecer la relación, se realizaron mediciones de las ondas Mu (Las ondas Mu son ondas espontáneas que se encuentran en la banda de frecuencia entre 8 Hz y 13 Hz, igual que las ondas Alfa. Ellas se registran principalmente en la zona Sensorio-motora, área 3,2,1 de Brodmann. Las ondas Mu pueden controlarse su amplitud mediante representaciones de la sonrisa, la masticación, la deglución y otras actividades motoras. Ver figura) en la corteza premotora del cerebro, donde se encuentran las neuronas espejo y que guardan relación con las reacciones en el cerebro ante los estímulos externos. En sujetos neurotípicos, estas ondas caen tanto cuando realizan una acción como abrir y cerrar una mano, como cuando la realiza otra persona. En sujetos con Autismo, las ondas solamente caen cuando ellos realizan la acción, no siendo así cuando ven a otro realizarla. Para el estudio se emplearon niños con Autismo de alto rendimiento (o sea, en los que esta característica se presenta de forma muy leve) porque con autistas clásicos no habría garantía de que percibieran siquiera lo que estaba sucediendo. Adicionalmente se utilizaron niños neurotípicos como sujetos de control (los sujetos de control siempre son para hacer las comparaciones finales con los que padecen el Trastorno del Espectro Autista). Las neuronas espejo son las que permiten al individuo interpretar efectivamente las situaciones alrededor de los otros, es decir, permiten asociar las emociones de los otros con las suyas propias.

Este descubrimiento abre una nueva posibilidad de diagnóstico y tratamiento. Los científicos se plantean tres posibilidades de tratamiento con base en este nuevo hallazgo:

1) Si se detecta en etapas tempranas la presencia de autismo o de Asperger a través del monitoreo de las ondas Mu en un encefalograma, se pueden iniciar las terapias conductuales de manera temprana (alrededor de los dos años), lo que permitiría obtener mejores resultados.
2) El uso de “biofeedback” o retroalimentación biológica. Consiste en mostrar a un niño con Asperger un monitor con el comportamiento de sus ondas Mu. Si el niño tiene las funciones de las neuronas espejos dormidas y no perdidas totalmente, se le puede enseñar a generar una respuesta adecuada a las emociones ajenas.
3) Una de las probables razones de las disfunciones de las neuronas espejo es un desequilibrio químico en la corteza cerebral. Se está experimentando con el uso de neuromoduladores específicos que mejorarían el rendimiento de las neuronas espejo. Aunque preliminares, los resultados de dichos experimentos son prometedores. (Scientific American, Inc, Noviembre 2006, por Vilayanur S. Ramachadran y Lindsay M. Oberman).

El Asperger no se cura (de hecho no debería considerarse siquiera trastorno, según mi apreciación), pero hay tratamientos que buscan que el individuo se adapte mejor al ambiente que le rodea. Las terapias son del tipo psicosociales y psicofarmacológicas.

Dentro de las psicosociales tenemos:
  • Psicoterapia individual para ayudar al individuo a procesar los sentimientos que produce ser desfavorecido social.
  • Educación de los padres
  • Modificación de la conducta
  • Capacitación en habilidades sociales
  • Intervenciones educativas
Y las psicofarmacológicas:
  • Por hiperactividad, inatención e impulsividad: Los psicoestimulantes (methyphenidate, dextroanfetamina, metanfetamina), la clonidina, antidepresivos tricíclicos (desipramina, nortriptilina), Strattera (atomoxetina)
  • Para la irritabilidad y la agresión: los estabilizadores del ánimo (valproato, carbamazepina, litio), betabloqueantes (nadolol, propranolol), la clonidina, la naltrexona, neurolépticos (risperidona, olanzapina, quetiapina, ziprasidona, haloperidol)
  • Por las preocupaciones, los rituales y compulsiones: los ISRS (fluvoxamina, la fluoxetina, paroxetina), antidepresivos tricíclicos (clomipramina)
  • Para la ansiedad: los ISRS (sertralina, fluoxetina), tricíclicos antidepresivos (imipramina, clomipramina, nortriptilina)
El individuo con Asperger puede presentar algunas de las siguientes características

Respecto a la interacción social:
  • Alteración importante del uso de múltiples comportamientos no verbales como mantener la mirada a los ojos de otro sujeto, expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores de la interacción social
  • Incapacidad para desarrollar relaciones adecuadas con compañeros de su mismo nivel de desarrollo
  • Falta de la tendencia espontánea a compartir gustos, intereses o logros con otras personas (por ejemplo, no mostrar, traer o señalar objetos de interés para otras personas)
  • Falta de reciprocidad social o emocional
Suele presentar modelos de comportamiento repetitivos y estereotipados, intereses y actividades restringidas tal como se manifiesta en al menos uno de los siguientes:
  • Preocupación absorbente por uno o más patrones estereotipados y restrictivos de interés de intensidad “anormal”
  • Adhesión aparentemente inflexible a rutinas específicas, o rituales no funcionales
  • Estereotipias y manierismos de motor (por ejemplo, agitar las manos o los dedos o la torsión, mover todo el cuerpo con movimientos complejos)
  • Preocupación persistente por partes específicas de objetos, como las letras de aparatos electrónicos o las esquinas de los libros, etc...
El trastorno causa un deterioro clínicamente significativo en el área laboral o en otras áreas importantes del individuo, como la social.

No hay retraso significativo clínicamente general en el lenguaje (por ejemplo, utiliza palabras sencillas a la edad de 2 años, frases comunicativas usadas a la edad de 3 años).

No hay retraso clínicamente significativo en el desarrollo cognitivo o en el desarrollo de las capacidades "adecuadas" respecto a su edad, comportamiento adaptativo (distinto de la interacción social) y curiosidad acerca del ambiente en la infancia.

No cumple los criterios para otro trastorno generalizado del desarrollo específico o esquizofrenia.

Para su diagnóstico generalmente se toman, según Gillberg, los siguientes criterios:

1. Deterioro severo en la interacción social recíproca (dos de los siguientes)
  • Incapacidad para interactuar con sus compañeros
  • Falta de deseo de interactuar con sus compañeros
  • Falta de reconocimiento de las señales sociales
  • Comportamiento social y emocional “inapropiado”
2. Intereses estrechos de absorción (por lo menos uno de los siguientes)
  • Exclusión de otras actividades
  • Repetitividad y adherencia a dicha actividad
  • Memorizar más que entender el significado
3. Imposición de rutinas e intereses (por lo menos uno de los siguientes)
  • Imponerlas a él mismo
  • A los demás
4. Pronunciación y problemas del lenguaje (por lo menos tres de los siguientes)
  • Desarrollo tardío
  • Lenguaje expresivo y superficialmente perfecto
  • Lenguaje formal, pedante
  • Prosodia inusual, características peculiares de la voz 
  • Deterioro de la comprensión con interpretaciones erróneas de significados implícitos (el sujeto entiende explícitamente)
5. Problemas no verbales de comunicación (por lo menos uno de los siguientes)
  • Uso limitado de gestos
  • Lenguaje corporal torpe
  • Expresión facial limitada
  • Expresión “inadecuada”
  • Rigidez peculiar de la mirada
6. Torpeza motora

Estos seis criterios deben ser confirmados para el diagnóstico del SA.

Sin embargo el SA en muchos casos no se presenta solo, sino acompañado por otros “trastornos”, por ejemplo:
  • Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)
  • Trastorno Negativista Desafiante (TND)
  • Depresión
  • Trastorno Bipolar
  • Trastorno de Ansiedad Generalizada
  • Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)
De su prevalencia se puede decir que, en un estudio realizado a la población total de niños entre las edades de 7-16 en Goteborg, Suecia, la prevalencia mínima del SA fue 36/10,000 (55/10,000 de todos los niños, y 15/10,000 de todas las niñas), y la razón hombre/mujer fue de 4:1. Esto es, en el caso de los varones hay cuatro veces más probabilidad que el SA se presente que en las mujeres.

Las personas que padecen Asperger por lo general no entienden expresiones que no se le transmitan de manera literal. Por ejemplo, en México es muy común la expresión “dar el avión”, que según tubabel significa ignorar a una persona. Esto es muy confuso, ya que ¿no es más sencillo decir “me estás ignorando” a decir “me estás dando el avión? Pues resulta lógica la primera, ya que aparte de tener un tiempo de pronunciación más corto, no resulta ser ambigua como la segunda y expresa mejor el significado de lo que se quiere decir. Lo que yo entendería es que le estoy dando un avión, eso me imagino, literalmente, pero el punto es que yo no poseo ningún avión y eso resulta muy confuso. En cualquier lugar nos podemos encontrar con estas ambigüedades que para muchas personas con o sin Asperger nos es imposible o extremadamente complicado entenderlas, por más que hayamos convivido con gente que usa ese tipo de expresiones las seguimos entendiendo literalmente, aunque podemos crear referencias respecto a frases previas que hemos escuchado y no confundirnos tanto. Esto hace que muchos sean considerados como “extraños” o incluso presunciosos o pedantes, cuando esa no es la intención. También muchas veces el individuo con SA puede ofender a otras personas sin darse cuenta, por la manera directa de expresarse, pero hay que tomar en cuenta que eso es sólo porque el ser explícitos es la forma más lógica en la que podemos comunicarnos y nunca se busca ofender a alguien.

Los individuos con SA no suelen acatar a las autoridades, pues el esquema jerárquico se aprecia como un sistema irracional, y el individuo con SA o generalmente, con Trastornos del Espectro Autista, no se apega a las reglas sociales predefinidas, y por tanto se le puede clasificar como alborotador o rebelde.

Ahora, el Asperger suele confundirse con el Autismo, y es que presentan características similares pues los dos se encuentran dentro de los Trastornos del Espectro Autista. Como diferencias primordiales entre el Autismo y el Asperger podemos observar que, en las personas con Asperger:
  • El inicio suele ser más tardío
  • El pronóstico generalmente es más positivo
  • Los déficits sociales y de comunicación son menos graves
  • Los intereses circunscritos son más prominentes
  • El IQ verbal es usualmente mayor que el rendimiento del IQ (en el autismo, el caso suele ser el inverso)
  • La torpeza motora es más frecuente
  • Los antecedentes familiares positivos son más frecuentes
  • Los trastornos neurológicos son menos comunes
Hay un aspecto interesante y que a la vez ha inquietado a la comunidad médica y es el aumento de los casos de Trastornos del Especrto Autista (TEA). Uno de cada 110 niños estadounidenses se cree pertenecen al espectro del Autismo/Asperger, según el último informe publicado por el Gobierno Federal.

La nueva cifra, que fue hecha pública inicialmente en octubre del año pasado, proviene de la serie más completa de datos acumulados sobre la salud y el desarrollo de niños de ocho años de edad. Los nuevos datos sugieren que el 1% de todos los niños en EU, muestran algunos síntomas de un trastorno del espectro autista (TEA).

La estimación representa, asimismo, un aumento del 57% en la prevalencia del trastorno desde el 2002, cuando los funcionarios de salud lanzaron un proyecto nacional para considerar el riesgo de autismo en la infancia.

Para el detallado informe, publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los investigadores, analizando los registros de salud en 11 ciudades de EEUU, llegaron a sus conclusiones.

En algunos sitios analizados, la tasa de autismo era tan alta como 12 casos por cada 1.000 niños, pero el promedio en todo el país fue calculado en 9 por 1.000 niños. Eso es en comparación con una tasa nacional de 1 por cada 2.000 niños antes de la década de 1980, y 6 por cada 1.000 niños en la década de 1990. Las nuevas cifras también confirman estudios anteriores que sugieren que los TEA (Trastornos del espectro Autista) son más frecuentes en niños que en niñas. Las estadísticas federales muestran que la prevalencia de TEA aumentó un 60% entre los niños desde el año 2002, en comparación con el 48% entre las niñas.

Los datos fueron extraídos de las evaluaciones realizadas por profesionales de la salud o del desarrollo, incluyendo pediatras, psiquiatras de niños, psicólogos, patólogos del lenguaje y del habla. En las evaluaciones anteriores, las estimaciones de los TEA se basaron en informes de los padres que son menos fiables en el reporte de los síntomas o diagnósticos.

Para el estudio actual, Catherine Rice, una científica del comportamiento, dice, que en comparación con los datos de los 10 sitios en 2002 con las últimas cifras, la prevalencia de TEA había aumentado en un 57%. Pero tan notable como la nueva cifra es, no está claro cuánto del incremento refleja un verdadero aumento en el riesgo de TEA y cuánto se debe simplemente a un mejor conocimiento y diagnóstico de los trastornos.

Mayor acceso a las clases de educación especial y otras terapias también pueden inflar los números, como los educadores y los padres inscriben a más niños en espera de optimizar su ambiente de aprendizaje.

"Esto va a ser una historia complicada", dijo Rice, refiriéndose a la enorme tarea en curso de determinación de las razones para el aumento.

Otros estudios que investigaban una definición más restrictiva de la población de jóvenes con TEA han sugerido que hasta un 40% del aumento de casos de autismo podría explicarse por las definiciones más amplias de diagnóstico y toma de conciencia de la condición. Pero aún queda el 60% del aumento en paradero desconocido. Entonces, ¿cómo se explica este incremento fenomenal? Los científicos no lo saben.

Y respecto a personas famosas a lo largo de la historia y en la actualidad con el SA.

En una entrevista al experto británico Baron-Cohen (no confundir con Sacha Baron Cohen, actor, escritor y humorista, conocido por películas como Borat o Bruno) de la revista New Scientist en 2003, dijo:

"Newton parece un clásico caso de SA (Síndrome de Asperger). Casi no hablaba y estaba tan absorto en su trabajo que a menudo olvidaba comer. Se mostraba frío o malhumorado con los pocos amigos que tenía", Einstein también fue un individuo solitario y cuando era niño repetía oraciones compulsivamente. Aunque tuvo amigos y habló sobre asuntos políticos, se sospecha que presentaba signos del SA. "La pasión, el enamoramiento y el sentido de la justicia son perfectamente compatibles con el síndrome de Asperger". "Lo que resulta difícil para la mayoría de la gente con SA es sostener una conversación ordinaria, les cuesta mucho trabajo".

Otros casos notables de SA corresponden al economista estadounidense y Premio Nobel en 2002, Vernon L. SmithCharles DarwinAndy Warhol y William Gates, fundador de Microsoft, Bram Cohen, creador del programa informático Bittorrent, Charles Fort, la Dra. Temple Grandin, el actor-comediante Dan Aykroyd. El creador de Pokemon, Satoshi Tajiri y el fallecido creador de Pink Floyd Syd Barrett. También en el ámbito musical, el líder, vocalista y guitarrista de la banda de garage rock australiana The Vines, Craig Nicholls, el pianista Glenn Gould, al que se le diagnosticó poco más de veinte años después de su muerte mediante exámenes científicos. En el ámbito deportivo, Rafer Alston, jugador de la NBA y una de las más grandes leyendas del baloncesto callejero, conocido como "Skip To My Lou", también fue diagnosticado. En la televisión también encontramos a la doctora Temperance Brennan de la serie Bones o a Sheldon Cooper de The Big Bang Theory, al parecer. Bueno, aunque estos dos últimos son personajes ficticios.

Durante una entrevista en 2007, Helena Bonham Carter, afirmó que su compañero Tim Burton muestra signos de la Síndrome de Asperger, lo cual -dijo- explicaría su imaginación y obsesión para con el elegante y a la vez terrorifico mundo de pesadilla que describe en alguna de sus obras.


Y añadiendo algo a todo esto, el día de ayer acabo de ver una película con la que me sentí enormemente identificado, se trata de Marie and Max, una conmovedora historia basada en hechos reales, dirigida por Adam Elliot. La película es una animación fantásticamente realizada y uno de sus protagonistas, Max, padece el Síndrome de Asperger. Por esto me dieron ganas de escribir esta entrada. En fin, les dejo esta película como recomendación, esperando que la disfruten tanto como yo. 


Ahora, esto va dirigido para las personas que creen tener el Síndrome de Asperger. No confíen mucho en los tests que encuentren en Internet, ya que sólo son estimaciones basadas en el formulario que ustedes contesten, y ellos mismos lo especifican, no es un diagnóstico de su condición, tan sólo una aproximación, sólo eso.


Un autodiagnóstico puede incluso generarnos confusión sobre lo que somos, así que no es recomendable, sobre todo si, observándose a ustedes mismos y dándose cuenta que son muy diferentes del resto, quieren a toda costa tener un diagnóstico positivo para sentirse que pertenecen a algo. Un diagnóstico tan sólo lo puede efectuar un especialista que sepa y esté familiarizado con el Asperger, aunque es difícil encontrarlos sobre todo si ya se es adulto, pues lo común es que trabajen con niños. Y, sobre todo, no hay que sentirse mal si el diagnóstico es positivo (o negativo), si tienen Asperger, pues no hay que considerarlo tanto como un síndrome, sino como una forma que tenemos de ser. Respetemos la neurodiversidad.


Nota de actualización: Para los que busquen más información sobre el Asperger, les recomiendo este libro.

Estoy enojado con Blogger

Bueno, este post me parece muy inusual, pero tenía que escribirlo. El punto es que durante algunas horas estuve escribiendo un artículo y justo cuando ya lo tenía casi terminado, ¡zaz!, que accidentalmente borro prácticamente todo el texto, ¡que era mucho! Y sobre todo, me resulta molesto porque según Blogger, tiene una opción para recuperar entradas. Sin embargo hay algo... ¡el botón no está por ninguna parte! Buscar en la memoria cache no sirve de nada, pues el post no lo había publicado aún.

En fin, esto va para aquellos que confían en que nada de esto les sucederá, que todo será miel sobre hojuelas (o en mi caso, chocolate derretido sobre galletas). Cuando escriban sus entradas háganlo en un editor de textos convencional y posteriormente lo copian y lo pegan en el editor del blog. Esto para que no pierdan algo que llevan varias horas escribiendo y al final decidan suicidarse (o tal vez no). Bueno, estoy un poco enojado, aunque se que es un sentimiento irracional. Me iré a dormir y les prometo que la entrada estará lista pronto.

mayo 29, 2010

El valor de la Ciencia Ficción

He encontrado un video en Youtube que creo que a muchos les interesará. Se trata de algunos escritores de Ciencia Ficción como Poul Anderson, Jack Williamson, Jonh Brunner, Harlan Ellison, Clifford Simak, Frederick Pohl, Gordon Dickson, Damond Knight y Isaac Asimov dando su opinión acerca de este fantástico género literario y hablando sobre la gran importancia que tiene. Yo nunca había visto a algunos de ellos sino más que a través de sus novelas. A ver qué les parece.

mayo 28, 2010

Incertidumbre

La única cosa que hace la vida posible es la permanente, intolerable incertidumbre: no saber qué viene después

mayo 26, 2010

Lewis Carroll en el país de las no-maravillas

Charles Lutwidge Dodgson (Lewis Carroll) nació en 1832 en Daresbury, un pueblo al noroeste de Inglaterra, el tercer hijo de Charles Dodgson padre, un clérigo anglicano, y su esposa Frances. Su hogar creció hasta incluir 11 niños, por lo que a Charles no le faltaba compañía. A sus hermanos y hermanas les contaba historias, creaba juegos y escribía revistas con ellos. Más tarde en su vida él disfrutaba de escribir cuentos a los niños, y ellos lo querían a cambio.

Después de inscribirse en Oxford en 1850, a los 18 años, Dodgson se convirtió en "estudiante senior" en la universidad College of Christ Church. Normativamente, los estudiantes de último grado deben de ser ordenados sacerdotes y tomar un voto de celibato. Dodgson evadió dicha orden hasta su muerte, en 1898, antes de cumplir los 66 años.

Como muchos estudiantes victorianos, Charles se volvió una especie de tío para los hijos de sus amigos. Debido a esto tuvo recibimiento en muchos lugares.

En 1855 el decano Henry Liddell llega a la Christ Church acompañado de su esposa, Lorine, su hijo Harry, y los hijos de Lorine, Alice y Edith. Al poco tiempo, Charles hizo amistad con Henry.

"Él enseñó a Harry a remar y le enseñó aritmética" dice Wakeling, quien ha estudiado los diarios de Dogdson. "Dodgson también los tomó bajo su tutela, con la bendición de sus padres", refiriéndose a los niños.

Dodgson gustaba de tomar un picnic con los hijos de Liddell y de llevarlos a pasear en bote en el Támesis, con adultos o familiares que participaban en los remos. En una tarde de julio de 1862 llevó a los hermanos Liddell, y en un tramos entre el río Oxford y Godstow les contó una historia que más adelante se convertiría en Alicia. En ese entonces, Alice Liddell tenía 10 años.

Dogson era entusiasta de la fotografía a partir de 1856, dado que amigos no le faltaban para fotografiar. "Usted, supongo, ha de soñar con fotografías" dijo el poeta inglés Lord Tennyson, después que Charles hiciera un retrato de su hijo.

De las cerca de 3,000 fotografías que realizó Dodgson, aproximadamente la mitad representaban niños, en 30 de las cuales aparecían desnudos o semidesnudos. Las fotografías de niños desnudos a veces aparecían en postales y targetas de cumpleaños. En esta época algunas fotografías habilmente realizadas, como las de Julia Margaret Cameron, fueron incluso elogiadas. Los victorianos veían a los niños como un estado de gracia. Incluso las fotografías de niños desnudos eran consideradas como imágenes de la inocencia misma.

Al discutir la posibilidad de fotografiar a una niña desnuda de 8 años de edad, Dodgson le escribió a su madre: "Es una oportunidad que no debo perderme, para tener unas pocas poses de la cariñosa Annie y de su cara, como el año que viene es posible que sea muy vieja para ser una "hija de Eva" Así mismo, Dodgson se aseguró el permiso de los Liddell antes de tomar su ahora famoso retrato de Alice a los 6 años, con ella representando a una niña mendiga con el vestido hecho jirones.
El 1863 Dodgson se distanció en su relación con los Liddell, y los dejó de ver por unos meses, aún así, en 1863 dió a Alice un regalo: Alice’s Adventures Under Ground.

Al año siguiente él expandió la versión de su cuento y se publicó como un libro, llamado Alice’s Adventures in Wonderland, luego publicó la secuela en 1871 y el largo poema sin sentido The Hunting of the Snark en 1876. Para esto, Dodgson ahora con el nombre de "Lewis Carroll", ya se había vuelto famoso. Incluso fue invitado para el entretenimiento de dos nietos de la Reina Victoria.

Se retiró de la enseñanza de las matemáticas en 1881. Enfermó en 1889 mientras visitaba a algunas de sus hermanas en Guildford, en las afueras de Londres. Murió de una neumonía el 14 de enero de ese mismo año.

El London Daily Graphic’s escribió "como muchos solteros, era muy popular entre los niños y muy apegado a ellos". Antes que ese año terminara, Stuart Collingwood, sobrino de Dodgson, publicó una biografía que dedicaba dos efusivos capítulos a los muchos amigos niños que tenía, incluyendo referencias a besos y abrazos a chicas, y omitiendo en gran medida a sus amistades con mujeres.

"La imagen popular victoriana de Lewis Carroll fue una suerte de santo niño amoroso". "Es una imagen que el mismo Dodgson ayudó a crear, con las adecuadas actitudes victorianas".

En 1933 un escritor llamado A.M.E. Goldschmith presentó en Oxford un ensayo titulado Alice in Wonderland Psycho-Analysed en el que sugiere que Dogson reprimía su deseo sexual por Alice ("su caída en el pozo", escribió, " es el símbolo mejor conocido del coito"). Goldschmith no era un psicoanalista, sino apenas resultaba ser un aspirante a escritor. Algunos eruditos sugieren que pudo haber estado haciendo una parodia de las ideas freudianas de los años 30s.

"Estamos razonablemente seguros que las niñas pequeñas eran su objeto sustituto del amor incestuoso", escribió Paul Schilder, profesor de la Universidad de Nueva York, en 1938. "El significado de la ilustración de Alicia con el cuello largo es demasiado obvia para usar palabras" dijo el psicoanalista Martin Grotjahn en 1947.

En 1945, Florence Becker Lennon dijo que Dodgson tuvo una malsana atracción hacia Alicia, esto lo describió en Victoria Through the Looking Glass, la primera crítica biográfica de él. "Amaba a las niñas, pero como Peter Pan, no tenía intención de casarse con ellas". Pero Alicia, escribió, "fue la primera y más favorecida de sus amigas". Lennnon especula que probablemente las rupturas con los padres de Alicia se debieron a que Dodgson propuso matrimonio a Alicia, por medio de sus padre, aunque ella era demasiado joven, tan sólo 11 años, demasiado joven incluso para las costumbres victorianas.

La idea de que Dodgson se vio envuelto malsanamente con Alicia persistió, aunque no haya evidencias que lo apoyen. Tres biografías publicadas por Donald Thomas, Michael Bakewell y Morton Cohen sugieren que tenía tendencias pedófilas.
Las cartas de Dodgson que quedaron, dejan ver que él tenía interés por las mujeres y luchó para saltarse la prohibición victoriana de las relaciones entre adultos solteros. En 1967, Laurence Irving, escenógrafo, hijo de uno de los amigos de Dodgson, dijo, respondiendo ante todas las especulaciones que se generaron en Oxford, que Charles era "una gris sátira en piel de cordero".

En 1999, Karoline Leach publicó otra biografía sobre Dodgson, In the Shadow of the Dreamchild, en la que menciona la falta de información y de argumentos de sus predecesores, citando la incomprensión que se le dió a Dodgson en su tiempo y en su sociedad, la cual creó el mito de Carroll acerca de su sexualidad. Concluyó que él se sentía atraido por las mujeres, después de todo, incluida Mrs. Liddell. Algunos reprochan el trabajo de Leach diciendo que es "improbable y tendenciosa" y otros argumentando que la biografía ofrece la pura verdad.

En fin, no podemos negar ni afirmar que Charles Dodgson tuvo una relación  malsana con Alicia y con otras niñas. No podemos poner en claro las preferencias sexuales que presentó, y tal vez es mucho juzgar después de todo. Su imagen como un hombre de sospechosa sexualidad, dijo Will Brooker "dice más sobre nuestra sociedad y sus obsesiones que sobre Dodgson mismo".

mayo 23, 2010

La locura del genio: escritores de Ciencia Ficción.


"Todos los poetas están locos" escribió el inglés Robert Burton en su libro The Anatomy of Melancholy en 1621. Al afirmar esto, el escritor inglés cometía una exageración, pero hay indicios que nos muestran que artistas y escritores son más propensos a padecer alguna enfermedad mental que el resto de la población. Aquí la pregunta del millón sería: ¿existe una relación específica entre la creatividad artística y la enfermedad mental? Numerosos estudios parecen responder afirmativamente a esta pregunta.

Aquí no extenderé el tema, que da para mucho, y expondré sólo algunos de los casos de escritores de Ciencia Ficción que han padecido alguna enfermedad mental.

Pero antes veremos cuáles son las pruebas existentes de que la creatividad está ampliamente relacionada con el padecimiento de las enfermedades mentales.

En 1995 fue publicado un estudio en el libro The Price of Greatness: Resolving the Creativity and Madness Controversy (El precio de la grandeza: resolviendo la controversia entre creatividad y locura) del profesor de psiquiatría Arnold M. Ludwig, del Centro Médico de la Universidad de Kentucky. La investigación constó de un estudio a mil personas "famosas" de 18 especialidades diferentes, 8 de estas del área creativa y artística. Se observaron patrones de comportamiento como tasa de suicidios, factor en el cual el 20% de los poetas estaban inlcuidos, esto es: 20% de los poetas cometieron suicidio, en comparación del 4% del resto de la población de estudio. Otro factor importante era la espectativa de vida. Ludwig observó que los poetas vivían 59.6 años en promedio, los científicos sociales 73.5, los escritores de no-ficción 70.6 y los músicos 57.2 años.

Otro estudio fue realizado por el psicólogo James C. Kaufman de la Universidad del Estado de California en el año de 1987. Los casos analizados fueron todos de escritores muertos de diferentes nacionalidades. Los resultados fueron publicados en la revista Death Studies en Noviembre del 2003, bajo el título “The Cost of the Muse: Poets Die Young” (“El precio de la musa: los poetas mueren jóvenes”). El estudio reveló que los poetas viven un promedio de 62.2 años comparados con los escritores de no ficción que viven  67.9 años. Los dramaturgos viven un promedio de 63.4 años y los novelistas 66. Curiosamente las mujeres poetas suelen morir antes que los hombres.

Las causas son multifactoriales, hacerse ingresos necesarios para sustentarse con el trabajo de un escritor parece muchas veces muy complicado. Muchos escritores suelen recluirse en soledad para lograr más eficacia en sus procesos creativos y sobre todo porque el área de trabajo, sobre todo de los poetas, reclama mucha emotividad. Todos estos factores pueden provocar angustia, depresión, sentimiento de soledad o incluso el suicidio. Aunque todo esto parece orientarse mucho hacia los poetas sobre todo, aplica para los escritores en general.

En 1987 Nancy C. Andreasen, de la Universidad de Iowa, examinó a 30 escritores y observó que el 80% de ellos habían experimentado al menos un episodio de depresión mayor, hipomanía o manía. También constató que los familiares de primer grado (hijos) del escritor tenían una mayor posibilidad de registrar transtornos mentales que la población de control que no se relacionaba con el escritor, de lo cual se supone que la locura podría ser un rasgo genéticamente hereditario.

Parece que el trastorno mental más común entre los pensadores creativos es el trastorno bipolar. Esta enfermedad se caracteriza por cuatro etapas: depresivo mayor, mixto, hipomaníaco, y los episodios maníacos.

Vamos a analizar muy superficialmente los casos de algunos escritores de la Ciencia Ficción que padecieron transtornos mentales.


Parece ser que este escritor de Ciencia Ficción (aunque algunos no lo consideren estrictamente dentro de este género) sufría depresión clínica.

Fue autor de catorce novelas. De él tenemos como obras más famosas Matadero Cinco y Las Sirenas de Titán. La primera de estas posiblemente la más reconocida, en la cual describe el Bombardeo de Dresde y los viajes de Billy Pilgrim a través del tiempo a causa de la intervención de los Tralfamadorianos, los cuales tienen una curiosa visión del tiempo. La ironía es el componente principal de sus obras. Vonnegut fue nominado en dos ocasiones al Premio Nobel.

Como dato curioso su hijo, Mark, padecía esquizofrenia, sobre la cual habla en su libro autobiográfico The Eden Express.


Ya conocen a este extraordinario creador. Se considera el primer escritor en mantenerse a partir de los ingresos de su trabajo, en los Estados Unidos. Es un reconocido escritor de relatos cortos de terror, entre los que destacan El Cuervo, El Corazón Delator y Los asesinatos de la Calle Mork, la cual se considera la primera historia moderna de detectives.

Murió a los 40 años de edad pero poco se sabe sobre las circunstancias de su muerte, aunque se sabe que era alcohólico. Durante algún tiempo tuvo pensamientos suicidas

Poe ya parecía sospechar un poco acerca de la relación entre la locura y la genialidad, al menos en él, ya que escribió:

“Los hombres me han llamado loco; pero aún no está determinada la cuestión de si la locura es o no la más excelsa inteligencia, si mucho de lo que es gloria, si todo aquello que es profundo, no brota de la enfermedad del pensamiento, de modos de pensar exaltados respecto del intelecto general. Aquellos que sueñan de día son conocedores de muchas cosas que se les escapan a los que únicamente sueñan de noche."


Quizá muchos lo identifiquen como el fundador de la "Dianética". Laffayete Ronald Hubbard fue un escritor de Ciencia Ficción, que desarrolló este sistema de auto-ayuda que tanto se ha extendido por todo el mundo y cuyos libros suelen ser bestsellers. Durante tres décadas este hombre trabajó en lo que ahora conocemos como Cienciología, que básicamente es considerada como una iglesia. En alguna ocasión afirmó que quería ser físico nuclear. En un tiempo se le llamó a la revista Astoundig para aumentar sus ventas, cosa que consiguió, hasta el punto de saturarla con sus relatos.

Entre 1933 y 1938 Hubbard escribió 138 novelas, novelas cortas y cuentos, tanto de ciencia ficción y aventura. Esto da un promedio de más de una narración publicada cada dos semanas: el triple de producción que la mayoría de los demás escritores. Sí, el número es  correcto, la verdad es que muchos afirman que sus novelas están casi todas vacías en contenido y sólo fueron escritas siguiendo la mentalidad de hacer dinero de este escritor. Lo cierto es que Hubbard era una persona extraordinariamente inteligente que supo hacer dinero a costa de la gente y sus creencias.

En 1957 apareció su última novela, Retorno al mañana. Miedo es otra de sus novelas más conocidas.  En 1977, La Rebelión de las Estrellas. En 1985 escribió la saga de 10 volúmenes Mission: Earth, la cual contiene mucho material de su secta, la Cienciología, al igual que las anteriores.

Es curioso que aquí hace su aparición otro escritor de Ciencia Ficción, Van Vogt, quien tras la década de los 50's, entrará en el movimiento de la Dianética, motivo por el cual pasaría los siguientes años sin escribir casi nada. Finalmente, en los años setenta, regresó a escena, escribiendo novelas, pero nunca llegó a alcanzar el éxito obtenido de antaño. Van Vogt tenía algunas ideas que lo hicieron acercarse a la Dianética, y esto lo vemos por historias como El Mundo de los No-A y Los Jugadores de No-A.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Hubbard sufría problemas de depresión y pensamientos suicidas. En repetidas ocasiones presentó arrebatos de ira, profiriendo insultos y actuando de manera obscena. Se sabe que también tenía una sobreestimación de su persona y de sus logros, aparte de ser un mentiroso patológico y ser propenso a la exageración. También se le acusó de abusar físicamente de sus esposas.

En un boletín con fecha del 5 de mayo de 1980 Hubbard dijo a sus seguidores que iba a reencarnar en un futuro, no como lider religioso, sino como político. Les dijo que preservaran sus enseñanzas y esperaran hasta su retorno.

En 2006, Guiness World Records declaró a Hubbard como el escritor con más publicaciones en el mundo, con 1,084 obras de ficción y no ficción, y sus obras han sido traducidas a más de 71 idiomas.

Al final, la versión oficial de su muerte fue derrame cerebral, en 1986, aunque muchos piensan que seguía vivo hasta ese entonces. A su muerte, el exámen sanguíneo reveló la presencia de hidroxicina, un antihistamínico con propiedades psicoactivas, curiosamente prohibido por la ética de su propia religión.

Y no se puede hablar de Ciencia Ficción y enfermedades mentales sin mencionar a uno de los escritores más reconocidos e influyentes, Philip Kindred Dick, mejor conocido como Philip K. Dick o simplemente PKD.

Dick fue un escritor que desde pequeño tuvo severos traumas, como perder a su hermana gemela Jane. De esto el biógrafo Lawrence Sutin escribe: "El trauma de la muerte de Jane quedó como el suceso central de la vida psíquica de Phil".

Su primer novela fue Lotería Solar, en 1954. De su obra destacan El Hombre en el Castillo, Ubik, ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas?, VALIS, entre muchas otras. Personalmente diría que sus cuentos son la mejor parte de su obra.
En 1964 comenzó a consumir drogas, específicamente LSD y sobre todo anfetaminas. En los 70s creyó que su casa había sido saqueada por la CIA. Durante esta época su paranoia era bastante evidente, y fue también la década de mayor creatividad, y la década donde comenzó a escribir todas sus obras generalmente bajo el efecto de las anfetaminas. Intentó suicidarse pero terminó en un centro de rehabilitación, experiencia que, junto con muchas más, es narrada en su novela VALIS. Fue un hombre con muchos problemas maritales y múltiples divorcios.

Philip K. Dick padecía esquizofrenia y sobre todo lo reconoce en Una Mirada a la Oscuridad y en muchas otras de sus novelas.

Ciertamente su literatura parece en ocasiones escrita por un paranoico y sus angustiosos entornos, como en Ubik y en Fluyan mis lágrimas, dijo el Policía, parecen visiones esquizoides puras, aunque probablemente tengan mas que ver con el uso de alucinógenos que con la enfermedad mental.

Sin embargo aún se discute mucho si PKD sufría esquizofrenia, esto porque en su obra se ve un claro crecimiento y una mejora en la narrativa, sus narraciones tratan sobre todo de sus experiencias espirituales. Un esquizofrénico, según se cree, es incapaz de seguir estos procesos creativos y sostenerlos, pues poco a poco el que padece esquizofrenia ve afectados su creatividad y la capacidad de manifestarse creativamente.

En su novela Los Clanes de la Luna Alfana toca el tema de los enfermos mentales desde un punto de vista en el que él parece no disgustarle incluso lo que está padeciendo. Acepta e incluso parace gustarle su condición de enfermo mental.

Lo que a Dick marcó mayormente en su vida fue su experiencia con lo que el llamó Dios, Cebra o VALIS (que son las siglas de Vast Active Living Intelligence System: Sistema de Vasta Inteligencia Viva, o también SIVAINVI). Un rayo de luz de color rosa del que recibió una enorme cantidad de información, entre ella la concerniente acerca de una enfermedad que padecía su hijo Cristopher, una hernia, con la que sin tratamiento inmediato habría muerto. Posteriormente otro divorcio le quitó a su hijo y eso lo daño aún más.

Hay muchos indicios que sugieren paranoia, aunque Dick fue una persona muy sociable, lo cual es muy difícil para los individuos con este padecimiento. PKD también padecía de hipocondria y agarofobia.

Y ligando de nuevo a los autores mencionados, Dick dijo lo siguiente de Van Vogt:

"Empecé a leer ciencia-ficción cuando tenía unos doce años y leía todo lo que podía de modo que leí todos los autores que escribían en esa época. Pero no tengo ninguna duda acerca de quién me impactó originalmente y ese era A. E. Van Vogt. En lo que escribía A. E. Van Vogt había una cualidad misteriosa y eso se aplicaba sobre todo a El Mundo de los No-A. Las distintas partes de ese libro no encajaban; todos los ingredientes no constituían un todo coherente. Ahora bien; hay personas a quienes eso les molesta. Piensan que es algo torpe, mal hecho, pero lo que me fascinaba tanto era que eso se parecía a la realidad más de lo que cualquier otro escribiera dentro o fuera del género."

Mencionando a otros escritores que si bien no padecieron alguna enfermedad mental de la que se tenga conocimiento (al menos yo no), su mente les influía en cuanto a sus procesos creativos, tenemos a Ray Bradbury que de niño fue muy propenso a tener pesadillas, mismas que plasmó años después y le ayudaron en su desarrollo como escritor.

¿Y qué sería de la Ciencia Ficción sin estas chispas, a veces inapagables, de locura creativa? El enfermo  mental generalmente no puede tener el control de sus expresiones artísticas o creativas, pero parte de las más geniales singularidades se deben a ello.

El proceso creativo claramente se ve enriquecido por las experiencias que nos genera el tener alguna enfermedad mental del tipo alucinativo, paranoia y esquizofrenia, a la vez que plasmamos mejor nuestros pensamientos cuando estamos ensimismados en un estado de ánimo como podría ser la depresión. En fin, las experiencias cotidianas, más aún si están influidas por trastornos mentales, son una de las bases para la creación litearia, así como nuestra capacidad para romper las barreras ideológicas que el mundo nos impone, que es por eso que llamamos "loca" a una persona, ¿no es así?

Fuentes: Centroamerica21

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...