abril 28, 2011

El Gran Evento Improbabilístico

     Serfis entró en la habitación, apenas iluminada, y encontró a Karad en su puesto de vigilancia, sentado frente al recipiente cúbico que contenía cien partículas de gas, y las partículas emitían una tenue luz amarilla.
     —¿Nada? —preguntó Serfis, acercándose, pues le tocaba relevar a su amigo.
     —Nada —contestó Karad.
     Ambos exhalaron profundamente mientras Karad se levantaba del asiento y se sentaba Serfis en su lugar.
     —Sabes que las probabilidades son muy bajas —dijo Serfis—, pero tarde o temprano ocurrirá. Sólo hay que tener fe.
     —¿No tienes la impresión de que vivimos en vano, amigo Serfis?
     —¿En vano? ¡Karad, pero qué te ocurre! —se volteó, mirando a su amigo.
     —¿Sabes qué generación de guardias del Gran Cubo somos? —preguntó Karad.
     Serfis se rascó la cabeza.
     —Sí, lo sé. La número 319790.
     —Y en menos de un siglo nos relevarán y posiblemente nosotros nunca veamos el Gran Evento Improbabilístico. ¡Moriremos sin alcanzar la gloria que tantas generaciones hemos soñado!
     —¡Karad... nadie discute la decisión del Gran Científico! ¡Él decidió, al principio de los tiempos, que se supervisaría cuando el Gran Evento Improbabilístico se presentase!
     Los dos estaban tan distraidos en la discusión que no prestaron atención cuando, dentro del Gran Cubo, sucedió el Gran Evento Improbabilístico: las cien partículas de gas se movieron hacia la mitad superior del Gran Cubo y por un momento ocuparon esa región. La probabilidad de que todas ocupasen ese lugar era de un medio elevado a la cien, un número muy muy pequeño, y el tiempo para que eso ocurriera era casi una eternidad.
     Las partículas volvieron a dispersarse.
     Serfis se volteó para seguir vigilando.
     —Nuestro deber es vigilar por siempre el Gran Cubo —dijo, sin ver a Karad.
     —Ya han pasado casi 32 millones de años desde que todo esto comenzó, y no debe de tardar el día en que el Gran Evento Improbabilístico tenga lugar. Lo siento mucho, amigo Serfis, porque mi fe ha flaqueado. Sólo que... creo que el sistema de vigilancia mejoraría mucho si instalaran cámaras...
     Y tenía razón.

abril 24, 2011

PMAL

Lo difícil no es la tragedia. Lo difícil es cuando las cosas marchan bien y hay que seguir luchando. Cuando hay que seguir contra viento y marea, afrontando las tentaciones de la desesperación
(Cordwainer SmithLa Dama que llevó El Alma)

abril 13, 2011

Epifanía

Dio vueltas sobre su propio eje. Sus dominios se inclinaron ligeramente, en una sensación increiblemente agradable, llena de una paz, que nunca había conocido. Vio la avalancha de luces precipitándose hacia él, como un mar de fosfenos cuando se cierran los párpados. Sus dominios volvieron a agitarse y a alinearse, mientras daba vueltas y vueltas. Esa avalancha, sabía él, le estaba diciendo algo, pero en ese momento no lo comprendía, no tenía el conocimiento de cuál era el fin de todo eso, pero se sentía iluminado por algo infinitamente superior a su naturaleza, aunque no lo comprendiera. Dejó de girar y las luces se fueron opacando, cada vez introduciéndose más y más dentro de su cuerpo. Se preguntó qué clase de experiencia había acabado de tener, pues la maravillosa visión se había desvanecido, y todo volvía a ser negro como antes, pero sentía un cambio en su interior. Sus dominios señalaban hacia otra dirección y se sentía cargado con una extraña energía.

Se escuchó un click. El hombre suspiró frente al ordenador y sacó el disquete de 3 1/2 pulgadas de la ranura. Corrió el seguro de grabación, depositó el disquete en la torre con los demás y cerró el editor de textos. Esta noche había adelantado mucho en su trabajo, había sido como una epifanía.

abril 12, 2011

Abril 12

El 12 de abril de 1633 Galileo es acusado por la Inquisición de hereje. También un 12 de abril, hace 50 años, el cosmonauta soviético Yuri Alekséyevich Gagarin, a bordo de la Vostok I, se convierte en el primer ser humano en orbitar la Tierra.

Verán, mi cerebro es tan atemporal que, hace pocos días, cuando una amiga, que también estudia Física, me contó que un cosmonauta daría una conferencia, yo pensé que sería el mismísimo Yuri Gagarin quien vendría. Ella me dijo que lo había visto en un cartel. Entonces corrí, muy emocionado, fuera de la biblioteca donde estaba, a leer ese cartel. Mientras lo buscaba, pensé: "¿Yuri, aquí en México?, ¡pero si debería de dar esa conferencia en Rusia!". No encontraba el cartel en un principio pero estaba pegado junto a la cafetería, y lo leí para ver si tenía el nombre de Yuri Gagarin. Sólo tenía indicaciones vagas. De pronto, algo hizo click en mi cerebro. Luego, con paso calmado, volví a la biblioteca, me acerqué a la mesa donde estaba con mi amiga y le dije:

—Acabo de caer en cuenta de que Yuri ya está muerto —y luego me senté.

Si creen que esto es gracioso, prueben a vivir un día conmigo, jaja.

Pero claro, Yuri murió muy joven, con apenas 34 años. Murió mientras pilotaba un avión de combate, junto a un pasajero.

El cosmonauta de la conferencia de hoy fue otro, Nikolai M. Budarin. Budarin es graduado del Instituto de Aviación de Moscú (MAI) y ha viajado como ingeniero de vuelo en las misiones STS-71/MIR-19, SOYUZ TM-21, ISS-06 y ha realizado ocho caminatas espaciales. Lamentablemente llegué tarde a la conferencia y no lo escuché hablar. Sólo vi cuando algunos hombres relacionados con la industria aeroespacial de México hablaron sobre la cooperación que tiene México con otros países, como Taiwan, Rusia y Vietnam, y me alegró saber que hay varios proyectos en los que mi país está involucrado.

En el no tan lejano 1961, cuando hizo historia a bordo del Vostok I, Yuri dijo estas palabras: Облетев Землю в корабле-спутнике, я увидел, как прекрасна наша планета. Люди, будем хранить и приумножать эту красоту, а не разрушать её! Que traducidas al español serían algo así como: "Orbitando la Tierra en esta nave espacial, veo qué tan bello es nuestro planeta. ¡Pobladores, preservemos y aumentemos esta belleza, no la destruyamos!"

No dudo que si hubiese vivido en los tiempos de la Vostok I, de la que fue pasajero Gagarin, o las misiones Apollo, hubiera seguido cada paso que dieran, con grandes ánimos, pegado al televisor, a la radio y a los diarios, aunque actualmente tenga una opinión pesimista sobre los medios de comunicación, pero estos son otros tiempos.

Ah, y también un día como hoy, otro 12 de abril, pero de 1991, hace 20 años, nació el autor de este blog, obsesivo compulsivo, estudiante de Física e intento de escritor de Ciencia Ficción, Damián Neri Osorio.


Chip dice: "¡ahuu hu huuu aaaa!"
Con esta entrada también me uno a la Yuriesfera, que celebra el año de Yuri Gagarin. En la Yuriesfera encontrarán información sobre este hombre y la misión en la que participó. Les invito a que la visiten.


Поехали!

abril 08, 2011

Las predicciones y la Ciencia Ficción

Hace un par de días compré un nuevo libro de relatos de Ciencia Ficción, Worlds to come, de la Fawcett World Library, editado por Damon Knight. En la introducción encontré un interesante texto sobre las predicciones, pues la Ciencia Ficción (no toda, casi siempre se trata de Ciencia Ficción Dura, aunque también la que describe alguna sociedad) tiene fama de ser profética en varios aspectos. Cito textualmente (es una traducción propia del original. Tomen en cuenta que es un texto de 1967):

La Ciencia Ficción y las profecías son dos cosas diferentes. Nadie prestará atención a esta declaración. (Ésta es una predicción, pero es una falsa profecía, Tipo A.) Los escritores de los diarios irán directo a preguntar a los autores de Ciencia Ficción cómo será la vida en el año 2000; y unos pocos autores afables les dirán que tendremos librerías computarizadas, ropa disponible para todos los propósitos, pasto de pared a pared en nuestros departamentos, y así sucesivamente, como si se supiera. Pero no.

Demos algunas definiciones. Una predicción, digamos, es una declaración sobre el futuro. Una profecía es una predicción que sería asombrosa si se volviera verdad. Si, por ejemplo, un caza fortunas, o alguien "sensitivo", predice correctamente los resultados de todas las elecciones del congreso en un año electivo o la tabla de posiciones finales de los equipos de las grandes ligas de baseball, eso debería ser asombroso -y sería una profecía. (Pero no sostengas la respiración.)

Las falsas profecías son mucho más comunes y se descomponen en cinco tipos:

  • A. Predicciones de alto grado de probabilidad. Ejemplo: "El Sol saldrá por el este mañana." (Esta es la forma sencilla, pero no hay dinero en eso.)
  • B. Predicciones scatter-gun (no sé cómo traducir eso). Si hay sólo un cierto número limitado de posibilidades y tú predices todas ellas, no puedes dejar de ganar. (También no podrías dejar de perder, pero no importa. Síguele recordando a la gente los éxitos y hazles olvidar los fracasos.)
  • C. Predicciones vagas. (Como las que eran usadas en el Oráculo de Delfos.) Haz tus predicciones vagas, generales, y ambiguas tanto como sea posible, y si algo pasa que sea hecho a la medida, entonces eres un profeta.
  • D. "Predicciones" de cosas que ya han ocurrido. (El submarino de Verne pertenece a ellas.)
  • E. Predicciones que influyen en los resultados. (Como si le dijéramos a un golfista nervioso: "Mira, Harry. Tu postura está toda mal, tendrás un mal golpe.")

Casi todas las predicciones en la Ciencia Ficción pertenecen a estos cinco tipos. En otras palabras, son falsas profecías.

¿Pero qué pasa con Cleve Cartmill que predijo la bomba atómica con tanto detalle que el FBI llegó hasta John W. Campbell, el editor que publicó la historia? ¿Qué  sobre Jules Verne que describió el periscopio con bastante precisión que no pudo ser patentado luego? Bueno, ambas historias son mitos. La historia de Cartmill describe una bomba atómica general y vagamente. Los detalles que el dio fueron erróneos. Y como Campbell dijo al FBI: los escritores de Ciencia Ficción han usado bombas atómicas en sus historias  desde The World Set Free de H. G. Wells (1914). Como con el periscopio, Verne nunca lo mencionó en 20,000 Leagues under the sea; el Nautilus no tenía uno.

Las predicciones de Cartmill tienen elementos de los tipos B y D. Para la de Verne, creo que tendríamos que añadir un Tipo F: predicciones inexistentes.

Ahora volvamos a las Tipo E, que es la más interesante y la menos comprendida. Hace cuarenta años y más, los escritores de Ciencia Ficción solían decir "el Hombre llegará a la Luna", y hoy en día parece una profecía deslumbrante. Lo que realmente estaban diciendo, son embargo, era algo ligeramente diferente y mucho más significante: "el Hombre puede llegar a la Luna si lo desea fuertemente." Esta es una predicción Tipo A, el modo fácil. Pero es también una predicción de Tipo E, y aquí, finalmente, llegamos a algo de lo que creo que los escritores de Ciencia Ficción deben de estar con justicia orgullosos.

Lo que la Ciencia Ficción ha venido haciendo por los últimos cuarenta años es agitar el modo de pensar de las personas, haciéndolos más escépticos al dogma, acostumbrarlos a la idea del cambio, dejar que se atrevan a ir por nuevas cosas. Nadie nunca sabrá seguramente qué tanto efecto estas historias han tenido, pero es casi imposible que no hayan tenido ningún efecto.

A los científicos y los ingenieros de hoy, a quienes les disgustan sus contrapartes de cuarenta años, tienden a decir "¿Por qué no?" en vez de "¡Es imposible!" Y entonces tenemos aeroplanos sin alas, mamíferos que respiran debajo del agua, fotografías de tres colores hechas a partir de negativos de dos colores, e imágenes televisadas desde la Luna.

abril 05, 2011

Mr Angry and Mrs Calm

Últimamente ando un poco ocupado en otras cosas, y en estos días andaré algo ausente de Internet, pero encontré esto, que me pareció muy curioso, y lo quería compartir con ustedes.


Aude Oliva ha hecho trabajos muy curiosos relacionados con ilusiones. Ella es investigadora del MIT. La siguiente es una imagen híbrida que la doctora ha diseñado. La imagen izquierda muestra a un hombre enojado y la de la derecha a una mujer con el rostro tranquilo. Pero aléjense unos metros de la imagen (o disminuyan el tamaño de la imagen) y las cosas cambiarán. Esta ilusión me ha parecido grandiosa.


La siguiente ilusión es similar y también depende de la distancia desde la cual la estemos mirando. De cerca es una bicicleta pero las sombras son intencionadas para formar otra imagen.


En la siguiente, las expresiones de las mujeres cambian si alejamos la imagen.


Me parece grandioso como con la distancia las imágenes parecen modificarse. En esta página pueden ver más de su trabajo, incluidos algunos videos (hay uno en el que Albert Einstein se convierte en Marilyn Monroe). Aquí también encontrarán información relacionada con la doctora Oliva.

abril 03, 2011

Flow my tears, the Policeman said

Cuando Philip K. Dick, uno de los maestros de la Ciencia Ficción (dentro del mundo de la Ciencia Ficción hay una distinción especial que es el Premio Gran Maestro Damon Knight Memorial, que galardona a quienes son considerados como los máximos expositores del género, pero Phil nunca recibió ese premio), comenzó a escuchar la música del compositor inglés del s. XVI, John Dowland, en las que incluía el hermoso sonido del laúd y voz de contratenor, se enamoró de ella, y la llegó a considerar su más interesante descubrimiento musical, por allá de principios de los 70's. Flow my tears era su aria favorita y a todos los que eran recibidos en su casa les hacía escucharla.

Empezó a escribir una novela que tituló Flow my tears, the Policeman said, que abandonó al poco tiempo, no sabiendo cómo continuarla, pues tenía demasiadas cosas alrededor suyo: Nancy, la mujer con la que vivía, una chica que rondaba los veinte, muy joven en comparación con la cuarentena de Phil, lo abandonó. Phil se había comprado un enorme archivador metálico donde guardaba sus posesiones, pero un día se le había olvidado la clave. Luego, en algo que recordaría toda su vida, el 17 de noviembre del 1971 alguien entró a su casa y detonó el archivador, llevándose varias cosas. Antes de eso Phil pensaba que lo estaban espiando y con ese hecho confirmó sus sospechas. No era tan paranoico después de todo. Phil luego pensó que lo que buscaban era el manuscrito de Flow my tears, the Policeman said. La novela (que no he leído aún) describe una droga (cosa común en la obra de Phil) que hace perder cualquier referencia con las demás personas, el protagonista de pronto despierta y nadie le reconoce, no existe para los demás, aunque el día anterior haya tenido un programa de radio escuchado por 30 millones de personas. Phil recordó que le había contado a una persona sobre esa novela, y sospechaba que ese hombre era agente de la CIA. El hombre en cuestión le dijo que había una droga secreta derivada del LSD llamada mello jello que tenía unos efectos muy parecidos a la droga de su manuscrito. Por eso creía que habían intentado robarle, sin encontrar lo que buscaban, pues el manuscrito sin terminar estaba en manos de su agente y no se lo pudieron llevar.

En honor a Philip K. Dick, el músico Stuart Hamm lanzó un disco, su álbum debut, en 1988, seis años después de la muerte del escritor, titulado Radio Free Albemuth, el título de otra de las novelas de Phil. El disco contiene una canción homónima y otra titulada Flow my tears. Se grabó con la colaboración de Allan Holdsworth y Joe Satriani. En Flow my tears es Joe Satriani quien toca la guitarra y Stuart Hamm el bajo.


Y finalmente con la pieza de John Dowland, que tanto gustaba a Phil, interpretada por el contratenor alemán Andreas Scholl, que es la interpretación que más me ha gustado.




Flow, my tears, fall from your springs,
Exiled for ever, let me mourn
Where night's black bird her sad infamy sings,
There let me live forlorn.

Down vain lights, shine you no more
No nights are dark enough for those
That in despair their lost fortunes deplore.
Light doth but shame disclose.

Never may my woes be relieved,
Since pity is fled;
And tears and sighs and groans my weary days
Of all joys have deprived.

From the highest spire of contentment
My fortune is thrown;
And fear and grief and pain for my deserts
Are my hopes, since hope is gone.

Hark! you shadows that in darkness dwell,
Learn to condemn light
Happy, happy they that in hell
Feel not the world's despite.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...